Dedicado a ti y a mi …

Y las teclas del piano
sutiles, transparentes,
me mostraron
que no estaban hechas de
algo blanco o negro,
sino de luz.
No eran sonidos lo que emitían
sino belleza líquida.
Quise escuchar su música
y ellas vibrando en silencio
resonaron en mil colores.
¿Cual es vuestra melodía ? les pregunte,
y con un movimiento armónico
se unieron al centro de su ser
formando una flor.
Escucha, escucha, me dijeron,
somos flores en el fluir de la vida,
abriéndonos al mundo
iluminando con belleza
paseando hacia ningún lado.
Siempre aquí y ahora.
Somos flores, no lo olvides
flores líquidas
fluyendo en un recipiente humano
compartiendo la plenitud
de este instante.

After you have typed in some text, hit ENTER to start searching...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies